Ciudades más caminables,¿una realidad para la Ciudad de México?

MOVILIDAD SUSTENTABLE | LECTURA 3 MIN.



Caminar reduce emisiones de carbono CO2 mejorando la calidad de vida de las personas y del aire, sin embargo los entornos han dejado de lado al peatón con el incremento de periféricos, carreteras y viaductos.

Las personas en Ciudad de México se movilizan caminando para llegar a su trabajo, pero, ¿la Ciudad de México es segura para andar a pie?
Una ciudad más caminable en Ciudad de México

Para generar una buena experiencia en los peatones se tienen que ampliar a una visión inclusiva de las personas con discapacidad, de la tercera edad, las mujeres y la infancia.Pero, ¿qué implica volver caminable una ciudad? Es necesario un sistema de transporte público funcional que facilite el flujo de pasajeros, conexiones entre distintos servicios de transporte; tener una infraestructura distribuida para los peatones, bicicletas con zonas recreativas como parques, zonas de descanso con acceso a espacios públicos.


Sin embargo, el gobierno invierte la mayoría del presupuesto en la infraestructura para automovilistas siendo el 20% de las población que se mueven en automóvil privado en CDMX, refiere Baruch Sangines, geógrafo de la UNAM en su resumen del INEGI del 2020. Con ello podemos comprender que el 80% de los ciudadanos se moviliza caminando, en transporte público o en bicicleta.


¿Qué pasa con el transporte público en CDMX?



El transporte público se vuelve ineficiente por la falta de políticas públicas e inversión para mejorar el servicio, además de la sobrepoblación y el crecimiento del uso de Apps de automóviles privados, esto genera embotellamientos que les cuesta horas a los ciudadanos, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en el 2019 en su estudio “El costo de la congestión: vida y recursos perdidos” analiza el impacto social y económico de la congestión vehicular en diferentes ciudades, posicionando a la Ciudad de México como la más afectada por el tiempo que pierden los ciudadanos al transportarse;

Medio de transporte

Horas al año perdidas

Equivale

Transporte público

480

20 días

Auto particular

380

16 días


 

La congestión vehicular causa problemas en la salud de los ciudadanos al exponerlos a estrés constante, contaminación auditiva y un aumento de emisiones de CO2 afectando la calidad del aire. Para impulsar las ciudades caminables se debe mejorar la infraestructura, pero no son suficientes los puentes peatonales, afirma el Instituto de Políticas Públicas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) en 2020 se tenían 491 puentes peatonales que eran denominados inseguros para su uso.


Según estudios sobre puentes y seguridad vial en Ciudad de México el 26.68% de los atropellos ocurrieron a 300 metros de los puentes peatonales, el que las personas no usen los puentes ocurre por diversos factores como; la distancia para recorrerlos, el esfuerzo por cruzarlo, segregación de las personas con movilidad reducida y mala ejecución en su construcción, por ello se piensa que los puentes no están pensados en la necesidad de los ciudadanos, sino de los automovilistas.


La prioridad deben ser los cruces seguros a nivel del suelo que permitan el flujo de transeúntes y bicicletas al reducir las distancias recorridas por los peatones, ampliando las esquinas (como el ancho de las banquetas) para que los automovilistas reduzcan su velocidad. Tener espacios seguros para caminar impulsa a las personas a explorar la ciudad; al innovar los espacios públicos con zonas iluminadas en la noche , comercios que inviten a la economía local, áreas verdes y actividades turísticas cercanas para que los ciudadanos puedan disfrutar del camino.


Así es como una ciudad se vuelve caminable; con veredas diseñadas, rampas para facilitar la movilidad de las personas con discapacidad, con cruces seguros y fáciles de identificar, reducción de carriles para automóviles e implementación de carriles para bicicletas, además de una iniciativa para mejorar la estética de las calles generando un espacio agradable, cómodo y seguro para todas la comunidades que coexisten en la Ciudad de México.


Además caminar influye positivamente en la salud, es más barato al ahorrarte estacionamiento o costos de viaje, además de evitar congestionamientos y no contaminar, sin embargo datos anteriores demuestra que la Ciudad de México no está lista para generar espacios en donde andar a pie sea seguro, según la UNAM en “Así caminamos los mexicanos”, en una encuesta realizada reveló que el 75% de personas estaban dispuesta a caminar diez minutos para llegar a su destino, el 50% solo aceptaría hacerlo por veinte minutos, esto refleja que las distancias cortas son las ideales para lo ciudadanos en recorrer a pie, sin embargo para mejorar la movilidad de los peatones y aumentar la distancias para caminar se debe influir en la infraestructura de las ciudades. Este cambio implica acciones en el gobiernos y estas acciones se llevan paulatinamente, por ello Shanti nace de la necesidad urgente de mejorar la seguridad del peatón, el mapa de la App te da rutas más seguras para moverse a distancias cortas, cuidando tu seguridad personal de cualquier zona delictiva y así reduciendo las aglomeraciones.


¿Quieres obtener la App Shanti? Registrate AQUÍ